A la hora de buscar recetas cannabicas muchas veces nos encontramos que no disponemos de uno de los ingredientes más utilizados: mantequilla de marihuana.

Este producto graso tan solicitado se incorpora en casi todas las recetas elaboradas con cannabis, sobre todo en las más dulces como bizcochos, galletas o pasteles de marihuana. De este modo, evitamos ingerir los elementos vegetales –hojas u cogollos- de manera directa y mantenemos sus efectos psicoactivos de THC al 100%.

Si llevas tiempo prometiéndoles a tus amigos una merienda y siempre echas en falta este ingrediente, te presentamos la receta para hacer mantequilla de marihuana:

Color de la mantequilla de marihuana

Color de la mantequilla de marihuana

Materiales:

  • Una cazuela
  • Una pala de metal o madera
  • Un colador
  • Un envase de vidrio o plástico

Ingredientes:

  • 15g de Hojas de marihuana seca o bien 5g de Cogollo.
  • 250g de Mantequilla salada (No margarina)
  • 500g de Agua

 

PASO PREVIO OPCIONAL: Limpiar la marihuana

Este paso es totalmente opcional para aquellos que quieran eliminar el sabor a clorofila de la planta y conseguir que el gusto de la mantequilla sea más apetecible y menos vegetal.

Simplemente consiste en lavar las hojas de marihuana con agua tibia, utilizando preferiblemente las hojas más pequeñas porque son las que contienen tricomas.

PRIMER PASO: Disolver la mantequilla

Ponemos en el fuego la cazuela con agua y esperamos a que hierva para introducir la mantequilla. Una vez introducida, removemos con la pala hasta que esté totalmente disuelta.

SEGUNDO PASO: Mezclar la mantequilla con la marihuana

Una vez que la mantequilla está disuelta, introducimos las hojas de marihuana a pedazos. Pero sobre todo, sin llegar a estar trinchada para que podamos colarla más adelante.

Es muy importante que inmediatamente reduzcamos la temperatura del fuego para así cocer la marihuana a fuego lento durante 1 hora o 1 hora y media.

No debes dejar que hierva nunca, como mucho verás una especie de espuma blanca que no son más que burbujas pequeñas. Si es así, no pasa nada. Lo que nos interesa es que no llegue a hervir para que no se pierdan sus elementos psicoactivos.

TERCER PASO: Colar y refrigerar

Después de 1 hora u hora y media a fuego lento, observaras un color verdoso oliva bastante oscuro. Es hora de coger un envase de vidrio o plástico y colar nuestra mantequilla de marihuana para separar los restos vegetales.

Para un máximo aprovechamiento, utiliza una pala o tu propia mano para ejercer presión sobre el colador y escurrir bien la marihuana. Una vez escurrido, introduce el envase en la nevera y déjalo enfriar durante 6 horas.

CUARTO PASO: Separa la mantequilla de marihuana del agua

Una vez solidificada, sacamos nuestra mantequilla de marihuana de la nevera. Veras que el agua aún sigue liquida, así que con la ayuda de una cuchara retira sólo aquellas partes que sean solidas e introdúcelas en un vaso o cualquier otro envase procurando no introducir nada de agua.

QUINTO PASO: Disfruta de tu mantequilla de marihuana

Y…¡uala! Ya tienes lista tu mantequilla de marihuana para utilizarla en tus recetas cannabicas o incluso para untarla en tostadas en pequeñas cantidades.

Algunos consejos…

  • Los efectos de la misma se notan al cabo de una hora o tres horas, así que procurad ser cuidadoso con su consumo.
  • Debes ser cuidadoso con las cantidades de marihuana utilizadas. Si la marihuana que utilizareis es de una variedad potente, es conveniente utilizar una cantidad menor.
  • Es importante recordar que no debemos dejar hervir para no perder los beneficios del THC que nos proporciona la marihuana.

¿Qué tipo de marihuana necesitas para hacer la mantequilla de marihuana?

Si te gustaría cocinarla con una finalidad medicinal, en GrowShop te recomendamos utilizar cualquiera de nuestra gama de marihuana índica pura.

Si te gustaría consumirla con una finalidad recreativa, en nuestra tienda online encontraras nuestra selección de marihuana sativa pura.

Cualquier duda, estaremos encantados de informarte a través de nuestra tienda online o nuestro teléfono 91 658 00 00 o móvil 633 440 004.