Utilizamos "cookies" propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar información estadística y analizar sus hábitos de navegación. Si continúa navegando acepta su uso.

Iluminación 

La iluminación es algo básico para lograr un resultado óptimo en el cultivo de marihuana. Si el cultivo se realiza en interior, hay que invertir en un equipo de iluminación, ya que posteriormente la diferencia se va a notar. Y es que, en numerosas ocasiones, hay gente que no lo tiene en cuenta, ya sea por el gasto que supone y otros motivos ajenos, algo que más tarde echan de menos.

Las plantas de cannabis adoran la luz y el cultivador de interiores que quiere tener éxito se asegura de de hacer esto posible. El punto de partida es 250 vatios / m² , y si se puede,  irá aumentando unas 2-3 veces ese nivel. La cantidad de luz que reciba la planta es proporcional al tamaño y rendimiento que tendrán posteriormente los cogollos.

El cultivador medicinal normalmente tendrá un área de crecimiento de 01.02 m² diseñados por debajo de un 400W o 600W de sodio de alta presión (HPS) de la lámpara.

Dentro de esta categoría de iluminación, encontramos diversos tipos, desde bombillas hasta temporizadores, pasando por arrancadores, accesorios de iluminación, y reflectores y pantallas.

A continuación explicaremos la manera más adecuada de tener la iluminación para un mejor cultivo de maría. Los principales materiales a tener en cuenta son: un kit con todo lo necesario, el cual suele tener un balastro, además de una  bombilla y el reflector.

Bombillas para cultivo interior

En nuestro catálogo podrás elegir entre distintas opciones de bombillas y lámparas, donde destaca la gama Philips:

Lámparas de halogenuro:

  • HPIT de 250 y 400 w , adecuadas para el mantenimiento además del crecimiento de la planta.

Lámparas mixtas de sodio:

  • Philips Green Power, adecuadas para el mantenimiento además del crecimiento de la planta.

Las lámparas Sylvania de alta presión de sodio son una combinación de eficacia y gran duración. Son de 250w, 400w y 600w y pueden llegar de 29.000 a 92.000 lúmenes.

  • Sylvania 250W Grolux , aptas para todas las fases de cultivo.

  • Sylvania HPS , se usan tan solo para la floración.

  • Sylvania de 250w de halogenuros metálicos , se usa para la fase vegetativa.

Como innovación, contamos con bombillas de bajo consumo, que hacen posible cultivar en espacios reducidos donde no podría hacerse en el caso de tener lámparas de alta presión.

  • Bombillas
    Bombillas
    n nuestro catálogo podrás elegir entre distintas opciones de bombillas y lámparas:Las lámparas o bombillas de alta presión que nos ofrece la marca holandesa Philips se encuentran entre las mejores del mercado, desde las lámparas de alta presión de sodio Son T pia de 250, 400 o 600 w, ideales para la fase de floración de la marihuana. Las lámparas de halogenuro metálico HPIT de 250 y 400 w. ideales para la fase de crecimiento y mantenimiento de plantas de marihuana madres y las lámparas de sodio mixtas, que te permiten cultivar tanto en crecimiento como en floración. Dentro de estas lámparas mixtas encontramos las clásicas Phillips son T Agro y las lámparas de última generación Philips Green Power.Las lámparas Sylvania de alta presión de sodio combinan una excelente eficacia junto con una larga duración. Estas lámparas de 250w, 400w y 600w que van de los 29.000 a los 92.000 lúmenes. Las lámparas Sylvania Grolux son aptas para todo el ciclo de cultivo. Las Sylvania HPS se utilizan exclusivamente para la floración. La lámpara Sylvania de 250w de halogenuros metálicos se utiliza únicamente para la fase vegetativa.Por supuesto, tambien tienes bombillas de bajo consumo que han supuesto una innovación muy importante para los cultivadores de marihuana ya que te permiten cultivar en pequeños espacios donde nos sería imposible hacerlo con las lámparas de alta presión.
  • Balastros
    Balastros

    Los balastros son importantes para la iluminación del cultivo interior de cannabis, en esta categoría tendrá diferentes opciones a elegir dependiendo de tus gustos y condiciones. 

    Esta herramienta se encarga de mantener estable y controlar la cantidad de corriente eléctrica a partir de una fuente de alimentación. Se suele utilizar en las luces fluorescentes para limitar la corriente que entra al tubo, que de otra forma podría dañarlo.

    Los balastros son de diferentes diseño y características. Necesitaremos una iluminación adecuada para el buen desarrollo de la planta. 

    Se  utilizan para varios tipos de lámparas como por ejemplo las de vapor de sodio, vapor de mercurio o de haluro metálico. Aunque hay algunos focos requieren de balastros internos para su funcionamiento, como es el caso de los fluorescentes, ya que les aportan el voltaje de salida que necesitan.

    El balastro toma la electricidad de la red (220v) y la reajusta a través de procesos electromagnéticos a 80 v que es la capacidad de las bombillas de 150v. 

    Un balastro tiene doble función: la de regular la energía eléctrica y la de ser un complemento imprescindible para poder utilizar algunas clases de focos. De todas formas, es necesario para poder mantener con efectividad y sin ningun problema de sobrecalentamiento los elementos de iluminación y calor de nuestros cultivos de interior.

    Hay tres  modelos: analógicos, electrónicos y electromagnéticos. Actualmente, tan solo se pueden utilizar los dos últimos, ya que los analógicos están obsoletos y son peligrosos.

  • Accesorios Iluminación
    Accesorios Iluminación
    Todo lo que necesitas para completar tu sistema de iluminación. Material eléctico, temporizadores y sistemas para desplazar tus lámparas
  • Reflectores y Pantallas
    Reflectores y Pantallas

    En el mercado hay diferentes reflectores, cada uno con calidades diferentes, desde el más básico hasta el más complejo con varios servicios como la extracción directa del calor que puede generar la misma luminaria. Para conocer el reflector más efectivo, tenemos que medir los lúmenes con un luxómetro.

    Los reflectores se pueden dividir en varias familias: los refrigerados, abiertos lisos, abiertos estuco, los que abren el espectro de luz para ampliar la zona de cultivo y los que concentran los lúmenes para perder menos eficiencia y aumentar así la producción.

    Tipos de reflectores

    Los reflectores refrigerados se utilizan normalmente en verano o en lugares donde haya altas temperaturas en el cultivo, y tienen el objetivo de controlar la temperatura evitando que sea demasiado alta. Estos reflectores tienen la bombilla en un reflector cerrado con una entrada y salida que, conectados con un tubo de aluminio y la ayuda de un extractor pequeño, echan el calor hacia fuera. Debemos colocar un filtro anti-olor antes de la entrada del reflector para que no haya salidas indeseadas de olor al exterior.

    El más antiguo de los refrigerados es el reflector cooltube. Tienen la ventaja de la temperatura, y la desventaja de la presencia del cristal que resta lúmenes. Es algo que hay que destacar al elegir más intensidad lumínica o un control de temperatura en sitios muy cálidos, por lo que resulta una buena solución para los cultivos con altas temperaturas.

    También podemos encontrar el reflector Raptor, que se encuentra entre uno de los reflectores más grandes del mercado y de los más caros. Permite doblar la potencia por metro cuadrado; puedes poner hasta 1200W en una bandeja de 1x1. De esta manera conseguiría aumentar el peso además de la calidad de la cosecha.

    Otro reflector de esta familia y con características similares aunque tan solo deja poner una bombilla es el Xtrasun 600W. Se encarga de concentrar la luz de una bombilla de 600 W en el m2 , lo que permite llegar a las capas más bajas de la planta. También tiene una entrada y una salida que permite una rápida refrigeración del reflector, evitando que se almacene calor por debajo del reflector.

    El Daystar se trata de un reflector que puede ser similar al anterior en cuanto a forma y características; permite hasta una bombilla de 1000W de potencia en pequeños espacios. Es de montaje sencillo, ya que tan solo tenemos que colgarlo y asegurar sus 8kg de armadura.

    A estos dos últimos reflectores hay que añadir el Sputnik. Todos tienen la ventaja de la temperatura pero cuentan con la desventaja de la limitación lumínica. A pesar de esto, nos permitiría acercar más los reflectores que si estuvieran sin refrigerar.

    También está el reflector OG Kush, que se encarga de repartir luz de manera homogénea, llegando así a todas las esquinas y aumentando la penetración de la luz.

    Si cambiamos de familia, nos encontramos los reflectores abiertos no refrigerados. Estos se usan para abarcar más superficie en el cultivo con una misma bombilla. Para limitar la temperatura en las plantas que están más próximas de la bombilla, se usa un spreader, un accesorio que se utiliza para repartir el calor evitando su concentración bajo de la bombilla. Hace que las plantas que están abajo no se quemen y que a todas les llegue la misma cantidad de  luz. Con esta función mencionaremos el reflector Adjust-a-Wings.

    Esta familia permite usar reflectores que, por la forma que tiene, permite llegar hasta las esquinas más oscuras, para ello está el reflector Romboidal. De esta forma podremos cubrir huecos en nuestro cultivo como esquinas donde no llegaba la luz.

    Todos los reflectores usados de manera correcta, dan buenos resultados. Simplemente hay que saber escoger el reflector que mejor se acopla a nuestras necesidades. Todos los reflectores vienen con su correspondiente descripción completa detallando todas sus características.

    Consulta nuestro catálogo de todo tipo de reflectores para el cultivo interior de tu marihuana. ¡Aprovecha al 100% la luz en tus cultivos gracias a GrowShop.es!

  • Temporizadores
    Temporizadores
por página
Mostrando 1 - 24 de 120 items
Mostrando 1 - 24 de 120 items

Acabas de ver...

No hay productos

Menu